La terapia psicológica busca encontrar el bienestar emocional y psicológico de la persona. Es frecuente vivir situaciones estresantes y difíciles, caer en un bucle del que cuesta salir o mandarnos constantemente mensajes negativos que nos impiden avanzar. Todo ello nos genera malestar y un conflicto con nosotros mismos y con los demás, haciendo que nuestra estabilidad se tambalee.

Aquí podrás encontrar diferentes estrategias y herramientas, que te permitirán trabajar aquellos pensamientos disfuncionales que consideras que te hacen el día a día más complicado.  Buscaremos alcanzar tus metas y objetivos y aprender a gestionar los conflictos que nos abordan. 

Siempre se trabaja con abordajes y técnicas basados en la evidencia científica. La Terapia Cognitivo - Conductual (TCC) es el enfoque que predomina, el cuál nos permite entender como lo que hacemos afecta a nuestros pensamientos y sentimientos.  Actualmente, es considerado el modelo de tratamiento más eficaz, comprobado empíricamente. Es útil y beneficiosa para abordar diversas problemáticas (ansiedad, depresión, fobias, etc.). 

¿Cómo funciona?

La primera consulta está dedicada exclusivamente a establecer contacto y a evaluar aquellas áreas que están más dañadas e identificar los pensamientos que te generan un problema, estableciendo así los objetivos y cambios a conseguir a través del tratamiento. 

El resto de las sesiones están enfocadas a aprender a reconocer los propios pensamientos desadaptativos y a adquirir estrategias que te permita modificarlos. Deberás hacer tuyas aquellas que te resulten más útiles, que en cualquier caso, siempre podrán ser modificadas si no te llevan a obtener los resultados deseados. 

Las sesiones tienen una duración, aproximadamente, de 1 hora. La frecuencia habitual es de una sesión por semana, pero es adaptable a cada paciente, en función de la problemática, disponibilidad, etc. 

En cualquier momento, se puede optar por cambiar de modalidad. Es decir, cambiar de terapia presencial a online, y viceversa. 

Cada persona es diferente, por ello, cada terapia está adaptada a sus propias necesidades.

Niños 

Eneuresis

Dificultades de aprendizaje

Estimulación cognitiva

Problemas de conducta

Miedos y fobias

Hiperactividad

Adolescentes

Habilidades sociales

Dificultad de concentración

Ansiedad

Problemas de conducta

Autoestima

Adicciones

Adultos

Estrés

Ansiedad

Depresión

Dolor crónico

Dificultades emocionales

Autoestima

Incluso cuando no es completamente alcanzable, nos convertimos en mejores al intentar perseguir una meta más alta

Viktor Frankl